LAMPARA DE SAL HIMALAYA GRANDE

VIP0039

New product

Lámpara para las energías negativas y purificar ambientes.

Medidas:  Alto 25 cm x Ancho 16 cm.

Incluye cableado, bombilla y soporte de madera.

8 kilos aproximadamente.

Más detalles

19819 artículos

Al comprar este producto puede obtener hasta 2 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 2 puntos de fidelidad que se puede(n) transformar en un vale de descuento de 0,40 €.


24,90 € IVA incluído

Add to wishlist

Más

Las lámparas de sal proceden de las salinas de la cordillera del Himalaya, en las que supuestamente, hace millones de años, antes de que las placas tectónicas chocaran, estaban cubiertas por el mar  y fueron levantándose hacia arriba, y es por ello, que ha quedado tanta concentración de sal, que junto con otros minerales, le da ese color anaranjado característico de la sal del Himalaya.

A este tipo de lámparas de sal se les llama “vitaminas del aire” ya que tiene la propiedad de ionizar el aire, proporcionando por tanto muchos beneficios para la salud, como por ejemplo mejorando la inmunidad, mejorando el descanso y el sueño, aliviando los dolores de cabeza…etc. Los ionizadores comunes o industriales sólo ionizan y no consiguen mejorar la atmosfera de la habitación como lo hacen las lámparas de sal.

La lámpara de sal neutraliza los iones positivos, y su color encendido contiene propiedades curativas derivadas de la cromaterapia.  Entre las enfermedades que más curaciones se les atribuye a las lámparas de sal, están: Resfriado común, problemas de piel, trastornos de salud mental, enfermedades respiratorias, dolores de cabeza y muchas mas.

La sal está compuesta principalmente por sodio y cloro (NaCl). El sodio tiene carga positiva y el cloro carga negativa. La lámpara de sal al calentarse atrae moléculas de agua desde el aire y se forma por tanto una solución de nacl y h2O. Igualmente el agua (H2O) tiene dos moléculas de hidróigeno, que es positivo, y una de oxigeno que es negativo. Al final de la reacción, los positivos neutralizan a los negativos, pero siempre queda un negativo suelto que intentará neutralizarse buscando un ion positivo en el polvo, las bacterias, radiación o partículas que corren por el aire de la habitación. De esta manera es como las lámparas de sal ionizan el ambiente y reducen la exposición a los iones positivos. Estos iones negativos también los podemos encontrar en la naturaleza en lugares como cascadas o lugares donde exista aire puro, y también en atmosferas anteriores a una tormenta eléctrica.

Reseñas

Escribe tu opinión

LAMPARA DE SAL HIMALAYA GRANDE

LAMPARA DE SAL HIMALAYA GRANDE

Lámpara para las energías negativas y purificar ambientes.

Medidas:  Alto 25 cm x Ancho 16 cm.

Incluye cableado, bombilla y soporte de madera.

8 kilos aproximadamente.